19.06.2008

A las financieras se les atragantan las hipotecas que rechazan los bancos

Su índice de morosidad es del 6,28%, seis veces superior a la de estas entidades. En su afán de captar nuevo negocio ante la ralentización del consumo, asumen mayores riesgos en financiación de viviendas.
El dato es incuestionable. Uno de cada cien préstamos con garantía hipotecaria es de dudoso pago. Exactamente, el 0,99% para el total del sector financiero al finalizar el primer trimestre.  Los establecimientos financieros de crédito (EFC), la denominación técnica de las financieras de toda la vida, registran, en ese período, una morosidad que es seis veces superior a la de los bancos.

 La explicación de que las financieras tengan seis veces más morosidad, en términos porcentuales, que los bancos es muy sencilla y tiene dos aspectos.

Por una parte, está la reunificación de deuda, una actividad creciente en muchas de estas entidades. Se unifican en una hipoteca todos los créditos pendientes de amortizar que tiene el cliente. Esto hace que las financieras hayan incrementado su participación en préstamos hipotecarios, hasta ahora prácticamente testimonial.

 El negocio es redondo para la financiera, siempre y cuando el cliente pague la hipoteca todos los meses. Y no siempre es así.
 
Lo que no quieren los demás
Al mismo tiempo, estas entidades, en su afán de captar más negocio —sobre todo en momentos como los actuales de clara ralentización de su actividad principal, la financiación del consumo— aceptan prácticamente todas las solicitudes de financiación de viviendas que llegan a sus manos.

 El precio que pagan por esta estrategia de mantener el volumen de negocio como sea es que tienen que soportar los préstamos hipotecarios que han ido rechazando los bancos, primero, y las cajas de ahorros, en una segunda fase. Las cooperativas de crédito y las cajas rurales son también muy selectivas en estas financiaciones.

 En otras palabras, a las financieras les llegan los clientes con solicitudes de financiación para la adquisición de viviendas que ya han sido rechazados, por unas u otras razones, por el resto de las entidades de crédito. Aquí, a diferencia de las cajas, que tienen mucha operación con promotores inmobiliarios y constructores, los riesgos suelen ser de particulares.

 “Las financieras no tienen el conocimiento del cliente y de cada subsegmento del mercado inmobiliario que poseen, sobre todo, las cooperativas de crédito y las cajas rurales,  que conceden hipotecas muy pegadas al terreno y por eso tienen una morosidad muy baja”, señala un experto en gestión de riesgos crediticios.

 Tampoco poseen las financieras la experiencia de los bancos en análisis de los riesgos en hipotecas de particulares, porque, según este experto, “financiar viviendas nunca ha sido su actividad principal, y el credit scoring que se aplica a la financiación de un automóvil o de un electrodoméstico no tiene nada que ver con el que se desarrolla en el caso de una hipoteca”.

no hay comentarios para la entrada “A las financieras se les atragantan las hipotecas que rechazan los bancos”
    Deja tu comentario

    (requerido)

    (requerido)




     

    septiembre 2010
    L M X J V S D
    « ago    
      1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30  

    Comentarios recientes

    Red de blogs

    Condiciones Generales de Uso y Aviso Legal · Política de Privacidad · Contacto

    Copyright © 2009 -2010 Nicripsia Internet SL. CIF: B54127337.
    Todos los derechos reservados.