Saltar al contenido

El Euríbor cierra junio en el nivel más alto desde su creación con un 5,36%

El Euríbor, indicador al que se referencian la gran mayoría de las hipotecas en España, cerrará junio en el 5,36% a falta de sólo dos referencias diarias para acabar el mes, y marcará su récord histórico desde que nació en enero de 1999.

Este valor mensual pulveriza el anterior máximo histórico del 5,248% registrado en agosto de 2000 y refleja las expectativas de la banca europea sobre las dificultades de acceder a la liquidez y sobre el previsible encarecimiento del precio del dinero.

En el caso que el Euríbor cierre con el valor medio actual de 5,36%, el usuario de una hipoteca media de 150.000 Euros a 25 años al que le toque revisión anual en junio tendrá que pagar 76 euros más de cuota al mes, y 913 euros más al año.

El Euríbor estrenó junio con una tasa diaria del 5,097% y hoy jueves está al 5,408%, después de que las advertencias del Banco Central Europeo (BCE) sobre una posible subida de tipos el próximo mes de julio para atajar la inflación dispararan el indicador hasta el 5,418% el día 6.

Los analistas consultados coinciden en que el Euríbor se mantendrá en niveles elevados por la persistencia de tensiones en el sector financiero internacional y agravará las dificultades de las familias para pagar la letra hasta que el instituto emisor flexibilice su política monetaria.

Según el director general de Caixa Catalunya, Adolf Todó, el indicador al que los bancos se prestan dinero entre sí continuará su escalada alcista y podría llegar hasta el 6% en un año. “Como entre nosotros somos reticentes a prestarnos, y hay mucha gente que demanda y poca gente que ofrezca, sube el Euríbor”, explicó.

La morosidad hipotecaria de los hogares españoles alcanzará el 2% a finales de año (desde el 1% actual) y seguirá creciendo sostenidamente en 2009, a mayor ritmo que en el resto de países de la Unión Económica Monetaria (UEM), según las previsiones de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El 46,2% de la renta se va en la hipoteca

Los hogares han pasado de dedicar al pago de la hipoteca el 31,7% de su renta disponible en 2003 a destinar el 46,2% en diciembre de 2007, mientras que el 95% de las hipotecas en España están constituidas en préstamos a interés variable, lo que supone un elevado grado de riesgo estructural de interés.

El incremento de la dudosidad registrado hasta ahora corresponde principalmente a aquellos que se hipotecaron entre 2003 y 2006, años en que se registró un crecimiento excesivo de los precios de la vivienda.

De manera especial, se han visto afectados por el aumento de la dudosidad los poco más de dos millones de familias que suscribieron sus préstamos en 2004 y 2005 que, por término medio, han experimentado un incremento acumulado de sus cuotas iniciales de amortización del 20% a finales del pasado año.

En el mismo sentido, el Banco de España ha advertido a las entidades españolas que la morosidad va a aumentar notablemente por la situación económica y que el BCE se encuentra en “máxima alerta” ante la subida de los precios, por lo que es posible que suba los tipos de interés.